You are here: Home / Reviews / Journals / Mélanges de la Casa de Velázquez / 40 (2010) / 1 / Resistencia y revolución durante la Guerra de la Independencia
Social Media Buttons fb twitter twitter twitter
  • Metadata

    • Document type
      Review (monograph)
      Journal
      Mélanges de la Casa de Velázquez
      Author (Review)
      • López Tabar, Juan
      Language (Review)
      Español
      Language (Monograph)
      Español
      Author (Monograph)
      • Hocquellet, Richard
      Title
      Resistencia y revolución durante la Guerra de la Independencia
      Subtitle
      Del levantamiento patriótico a la soberanía nacional
      Year of publication
      2008
      Place of publication
      Zaragoza
      Publisher
      Prensas Universitarias de Zaragoza
      Number of pages
      420
      ISBN
      978-84-7733-011-0
      Subject classification
      Military History, Social and Cultural History
      Time classification
      Modern age until 1900 → 19th century
      Regional classification
      Europe → Southern Europe → Spain
      Subject headings
      Aufstand
      Spanischer Unabhängigkeitskrieg <1807-1814>
      Französische Besetzung
      Original source URL
      http://mcv.revues.org/3225
      recensio.net-ID
      9ac74fe99589c1ccce0c915c447d1e09
      DOI
      10.15463/rec.1189719392
  • Citation rules

  • Terms of licence

    • This article may be downloaded and/or used within the private copying exemption. Any further use without permission of the rights owner shall be subject to legal licences (§§ 44a-63a UrhG / German Copyright Act).

Richard Hocquellet: Resistencia y revolución durante la Guerra de la Independencia. Del levantamiento patriótico a la soberanía nacional (reviewed by Juan López Tabar)

Podría hablarse mucho, transcurrido ya un año, de los fastos del pasado bicentenario, de sus variadas exposiciones, del peregrinar de colegas por la multitud de congresos y seminarios organizados por toda la geografía peninsular, del protagonismo de 1808 en los escaparates de nuestras librerías, o de la ocasión perdida para ofrecer al público general una visión más sosegada, y más histórica, de lo sucedido aquel año, sin caer en el mito recalcitrante. Mucho de todo ello se lo ha llevado ya la vorágine de lo cotidiano, pero 2008 nos dejará entre los anaqueles al menos unas cuantas publicaciones para el recuerdo. Y entre ellas sobresale el nombre de Richard Hocquellet. En nuestra opinión, 2008 supone la culminación de la trayectoria intelectual de este gran hispanista que, a su espléndido estudio preliminar a la Historia de Toreno, publicada el pasado año por Urgoiti Editores, sumó la edición española del trabajo que comentamos. Fruto de su tesis doctoral (1999), la edición original francesa, Résistance et révolution durant l’occupation napoléonienne en Espagne 1808-1812 (París, La Boutique de l’Histoire, 2001), era ya bien conocida por los especialistas, pero sin duda esta traducción española permitirá ampliar merecidamente el abanico de sus lectores. No se trata de una mera traducción, pues el autor se preocupó de utilizar, o al menos indicar en nota al pie, la bibliografía surgida tras la primera edición francesa, por lo que, podemos concluir, estamos ante la versión definitiva de este trabajo.

Sustentado sobre una impresionante labor de rastreo por los archivos españoles, no solo los centrales, sino incluso provinciales y municipales, el trabajo intenta resolver una paradoja: cómo, partiendo de la reacción conservadora de mayo de 1808 en defensa de un rey del Antiguo Régimen, se pudo llegar, en el breve lapso de dos años, a la proclamación de la soberanía nacional en septiembre de 1810. Dos años sin una línea lógica, en los que la incertidumbre y la imprevisión son la tónica dominante entre las filas patriotas, siempre con el amenazante telón de fondo de una guerra que, Bailenes aparte, se antoja en aquellos años cada día más difícil.

En este contexto, Hocquellet, que huye en todo momento de los mitos que han polarizado en buena medida el análisis de este fenómeno (el del patriotismo nacional y el de la revolución liberal), estudia las estructuras sobre las que descansaban las relaciones sociales, localiza las diferentes autoridades en funciones y sus fuerzas, y analiza, magistralmente, el imaginario patriota y su discurso, sin descuidar la coyuntura militar y social de aquellos años tan convulsos. El autor presenta el levantamiento de mayo de 1808 (rechazando la supuesta espontaneidad del mismo) como una reacción a una pérdida de la identidad, la consciencia de un peligro que amenaza el equilibro de la comunidad, y enraíza el surgimiento de las juntas provinciales con la naturaleza profunda del estado español del Antiguo Régimen, en la que comunidades históricas claramente identificables resurgen legitimadas por la doctrina pactista que justifica el derecho de las comunidades a dirigir su propio destino ante el vacío de poder.

A mi modo de ver, las páginas que dedica al análisis del discurso patriótico son una de las contribuciones más importantes de este libro. Un conocimiento exhaustivo de las fuentes le permite diferenciar las diferentes formas de este discurso (que cataloga en cuatro tipos) presentando sus estrategias de lenguaje, su público y la evolución de su mensaje, en el que la referencia al monarca irá quedando en un segundo plano con la aparición de una nueva legitimidad: la que otorga el pueblo, la nación.

En la segunda parte estudia la aparición del sentimiento nacional, la formación y composición de las juntas patrióticas y de la Junta Central, y dedica un capítulo al análisis de la guerra en los territorios de la monarquía, sin olvidar a las posesiones de Ultramar, aspecto este tradicionalmente soslayado por lo general en la historiografía española, que ha centrado preferentemente su mirada en el complejo ámbito peninsular, y que Hocquellet no olvida (influido quizás por su maestro François-Xavier Guerra). La tercera parte, «Hacia la revolución», analiza el aprendizaje de la política moderna con la aparición de la opinión pública (y el papel clave de la prensa en ello), y se centra en el estudio de los nuevos derechos de la nación, al hilo de un detallado estudio del proceso de la convocatoria de Cortes y la victoria de las nuevas ideas tras más de un año de discusiones.

Nos encontramos, en definitiva, ante un libro renovador, que aporta al debate sobre esos dos años cruciales una nueva mirada y que apunta interrogantes y problemas, como los buenos libros. Quien escribe estas líneas tan solo ha echado de menos una mayor atención al influjo que la Constitución de Bayona pudo tener entre los diputados gaditanos, como han puesto de manifiesto recientemente los profesores Ignacio Fernández Sarasola o Claude Morange. Un apunte que no es un pero, sino una prueba más de la complejidad de este proceso en el que tanta luz hace este libro. La reciente desaparición de Richard Hocquellet nos ha privado de un excelente amigo y de una de las miradas más penetrantes del hispanismo francés. Vayan estas líneas a modo de modesto homenaje.