You are here: Home / Reviews / Journals / Mélanges de la Casa de Velázquez / 46 (2016) / 1 / La Virgen del Pilar dice…
Social Media Buttons fb twitter twitter twitter
  • Metadata

    • Document type
      Review (monograph)
      Journal
      Mélanges de la Casa de Velázquez
      Author (Review)
      • Ostolaza, Maitane
      Language (Review)
      Español
      Language (Monograph)
      Español
      Author (Monograph)
      • Ramon Solans, Francisco Javier
      Title
      La Virgen del Pilar dice…
      Subtitle
      Usos políticos y nacionales de un culto mariano en la España contemporánea
      Year of publication
      2014
      Place of publication
      Zaragoza
      Publisher
      Prensas de la Universidad de Zaragoza
      Number of pages
      469
      ISBN
      978-84-16028-43-6
      Subject classification
      History of religion, Political History
      Time classification
      20th century, 21st century → 2000-2009
      Regional classification
      Europe → Southern Europe → Spain
      Subject headings
      Spanien
      Marienverehrung
      Original source URL
      http://mcv.revues.org/6879
      recensio.net-ID
      10ea8a8fd7794a27bf31262181e35ab9
  • Citation rules

  • Terms of licence

    • This article may be downloaded and/or used within the private copying exemption. Any further use without permission of the rights owner shall be subject to legal licences (§§ 44a-63a UrhG / German Copyright Act).

Francisco Javier Ramon Solans: La Virgen del Pilar dice…. Usos políticos y nacionales de un culto mariano en la España contemporánea (reviewed by Maitane Ostolaza)

La inserción normalizada de los estudios sobre la religión en la historiografía española contemporánea parece un hecho. Prueba de ello es el sugerente libro de Francisco Javier Ramón Solans que nos proponemos comentar aquí. Los historiadores que trabajan sobre la España contemporánea han ido incorporando en las últimas décadas los útiles teóricos y metodológicos vigentes en las historiografías vecinas al tiempo que se han ido sumando a los principales debates de las ciencias sociales, quizás con una excepción: la historia de la religión. A comienzos de los años 2000, los que nos ocupábamos de temáticas religiosas llamábamos la atención sobre las dificultades que existían en el marco académico e intelectual español de entonces para asumir con naturalidad el estudio de la religión. Un factor que, sin embargo, resultaba ineludible para entender los procesos de cambio que se consideraban consustanciales a la España contemporánea. Partiendo de la teoría clásica de la secularización, asumida a partir de parámetros funcionalistas y weberianos, los historiadores contemporaneistas españoles descuidaron el elemento religioso al creerlo ajeno o contrario al progreso. Y cuando lo trataron, lo hicieron casi siempre en clave negativa e ideologizada. Así, mientras otras historiografías próximas abordaban el estudio del hecho religioso desde los postulados de la historia cultural o desde la sociología o la antropología de la religión, en España su estudio quedaba confinado a círculos confesionales, excluido de las historiografías más novedosas o, en el mejor de los casos, reducido a aspectos puramente políticos e ideológicos, casi siempre ligados a los conflictos entre clericales y anticlericales. Este panorama sombrío ha conocido sin embargo cambios notables en la última década. La existencia de grupos de investigación universitarios dedicados a estudiar la religión de manera interdisciplinaria y multidimensional, la aparición de trabajos novedosos sobre temática religiosa o la creciente presencia de la religión en los congresos de historia contemporánea son signos visibles de la normalización a la que nos referíamos al inicio de esta reseña.

Ejemplo de la nueva generación de historiadores que aborda la temática religiosa de manera abierta y sin complejos, es el de F. J. Ramón Solans. Este historiador, formado en las tradiciones historiográficas francesa y española, estudia una cuestión fundamental para entender el dinamismo y la capacidad de redefinición de la religión en las sociedades contemporáneas, como es la expansión del culto mariano. Centrándose en el estudio de un culto mariano particular, el de la Virgen del Pilar de Zaragoza, el culto mariano más significativo del catolicismo español contemporáneo, el autor analiza este fenómeno religioso explorando sus múltiples significados políticos y culturales a lo largo de más de dos siglos de historia.

En el capítulo introductorio, el libro aborda el debate en torno a la secularización o, si se prefiere, en torno a las relaciones entre religión y modernización. Ahondando en la línea iniciada por algunos sociólogos de la religión, como José Casanova o Danièle Hervieu-Lèger, o, en España, por historiadores como Joseba Louzao o la que suscribe estas líneas, Ramón Solans se sitúa en la perspectiva crítica del paradigma clásico de la secularización, recordando su límites y su incapacidad para dar cuenta del extraordinario dinamismo que ha adquirido el fenómeno religioso, en sus múltiples y variadas manifestaciones, en las sociedades «modernizadas». Por otra parte, como señala el autor, el paradigma de la secularización, con la visión teleológica de la historia que llevaba asociado, «establecía una separación hermética entre modernidad (política) y tradición (religiosa), obviando el rol tan importante que la religión había desempeñado en la construcción de modernas identidades políticas y nacionales, y planteando su relación en términos excluyentes». Una dicotomía que este estudio pretende superar analizando el culto mariano pilarista, y los distintos discursos y prácticas asociados al mismo, en perspectiva histórica y en su relación con los procesos de construcción identitaria que caracterizan a la España contemporánea (desde las identidades nacionales, regionales o locales hasta las identidades militares y políticas de diverso signo). Beneficiándose de las aportaciones epistemológicas y conceptuales de historiadores franceses, como Claude Langlois o Philippe Boutry, el análisis del culto pilarista que realiza Ramón Solans trasciende la dimensión estrictamente política (más trabajada) de este tipo de manifestaciones religiosas adentrándose en el terreno de la antropología simbólica y cultural. Así, da cuenta de las condiciones de revitalización del culto pilarista a partir sobre todo de mediados del siglo xix, insertándolo en un contexto internacional de ralliement de las masas católicas en torno a la devoción de la Virgen.

Cruzando temporalidades y aunando la visión estructural de la religión (sus rituales, símbolos, marcos de pensamiento) con la dinámica histórica, el libro pone de relieve la historicidad de las tradiciones religiosas, mostrando de qué manera éstas se construyen, evolucionan y se adaptan a las distintas coyunturas políticas y sociales. Para ello distingue tres periodos: siglo xvii-1854, 1854-1917 y 1917-1954, con un epílogo que va desde 1958 al presente. Las fechas elegidas remiten a hitos temporales que informan de cambios significativos en el ámbito local zaragozano o a nivel español y europeo. La primera parte estudia el proceso de «tradicionalización» del culto al Pilar fijándose en sus primeros usos políticos e identitarios, en el contexto de crisis del Antiguo Régimen. La segunda parte aborda la renovación que experimentan los discursos y prácticas ligadas al Pilar, sobre todo aquellos que nutren la cultura política del incipiente nacionalcatolicismo, en el marco de creciente movilización y articulación de las masas católicas. La tercera parte analiza el papel desempeñado por este culto durante las dos coyunturas «revolucionarias» de 1917-1923 y 1931-1936 así como su función de legitimación de las dos dictaduras nacionalcatólicas (Primo de Rivera y Franco).

El libro analiza de manera convincente el proceso histórico que lleva a una tradición religiosa, como el culto del Pilar, a convertirse en un potente símbolo político e identitario, con toda su carga movilizadora y su capacidad para fortalecer lazos comunitarios. En este sentido, sus conclusiones entran de lleno, aunque de manera no explicita, en el debate sobre la nacionalización en España. Lo que aquí se demuestra, desde el ángulo de la religión, es la complejidad de los procesos de construcción nacional superando el reduccionismo de la visión estatal-difusionista (muy extendida todavía entre los historiadores) y subrayando la importancia de las identidades locales y regionales —en la línea defendida por Celia Applegate para Europa o por Ferrán Archilés, para España— en la configuración de la identidad nacional española. Por otra parte, el análisis en profundidad y en la longue durée que el autor realiza del culto del Pilar nos permite avanzar en la comprensión de fenómenos más generales, como el papel de la religión en la sociedad y la política, la feminización de la religión a partir de mediados del siglo xix o la articulación de los sentimientos religiosos con las identidades nacionales.

Seguramente se podía haber llegado más lejos en el análisis de la recepción de este culto entre las clases populares, ampliando el abanico de fuentes y completando los testimonios y discursos producidos por las elites con otros más ligados a la experiencia de las masas católicas (desde la literatura popular hasta las memorias o diarios de devotos, pasando por las fuentes iconográficas). En este sentido, habría sido interesante estudiar los mecanismos de anclaje del culto pilarista entre la población, centrándose por ejemplo en los años de la infancia y en los procesos ligados al aprendizaje escolar. Pistas que el autor podrá seguramente explorar en investigaciones futuras.

 

Filed under: ,